¿Por qué escribir?

¿Por qué escribir? Quizás la pregunta la hayamos planteado mal desde el primer día. Al fin y al cabo, casi todos escribimos, a diario. Desde un diario personal a un correo electrónico, pasando por un cuento, una nota en una servilleta o una novela. Incluso cuando contamos a nuestros amigos un suceso, lo hacemos de forma literaria. Todos sabemos escribir, por eso no deberíamos plantearnos por qué debemos escribir de la misma manera que no deberíamos plantearnos porque debemos leer.

Escribir es fácil, eso es algo que siempre he defendido frente a la gente que te dice “que bien escribes, nunca podría hacerlo como tú”. Por supuesto que puedes, es más: debes. Lo único que necesitamos es leer mucho y tener una historia que contar, nada más. Si conseguís eso podréis escribir cualquier cosa que os propongáis. Olvidad la calidad, olvidad las ventas, olvidad cualquier tipo de característica que los editores o los libreros dicen que tiene que tener un buen libro.

Un buen libro es aquel que nos coge por los hombros y nos zarandea. No tengáis vergüenza de decir en voz alta que nunca habéis leído a Baudelaire pero que habéis leído cualquier novela de Stephen King que ha caído en vuestras manos.

Yo siempre he estado escribiendo porque siempre he estado leyendo (y viceversa). Hace años era casi imposible publicar en un mercado saturado donde el beneficio de la mayoría de las editoriales era el mecanismo donde el escritor debía encajar. Pero las cosas han cambiado. En los últimos años cualquiera pueda auto publicarse, incluso a coste cero. Cuando vi que esa podía ser la forma en que mis novelas quedasen en alguna estantería cuando ya nada quedase de mí, decidí publicar mis novelas, todas las que tengo escritas, a un ritmo de una o dos por año (ya veremos).

La primera se titula “La ligereza de la grava” y es una tragicomedia coral sobre un hombre poderoso que, el día que decide acabar con su vida, sucede algo que cambiará la vida de cientos de personas, de millones en realidad. La novela fue escrita alrededor del 2008, con decenas de revisiones hasta el día de hoy. No sé si es la mejor novela para comenzar a publicar, pero, sin lugar a dudas, es una de las novelas con las que más me he divertido escribiendo y eso, se transmite.

Al fin y al cabo, leemos evadirnos, para divertirnos, para aprender y para crecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s