Autores: Charles Bukowski

bukowski-c-1981-by-mark-hanauer

A la hora de enfrentarse al Charles Bukowski autor, uno no puede evitar recordar que detrás está el Bukowski persona (o personaje): un tipo violento, machista, adictivo, misógino, egocéntrico, rudo y maleducado. Pero también una persona sensible, débil, cariñosa, divertida y un genio de la literatura. Si uno consigue abstraerse de lo que significaba la persona, se encontrará con uno de los autores más importantes de la nueva narrativa norteamericana del Siglo XX. Un poeta y novelista absolutamente magistral, con una capacidad de síntesis y un manejo de la lengua que ya querrían el resto de sus contemporáneos. Leer a Bukowski es enfrentarse a lo más elemental que hay en la literatura: el ser humano en su vertiente más desnuda y sucia (el famoso “realismo sucio”). ¿Pero podemos separar al autor su obra? Deberíamos ser capaces de hacerlo. Bukowski se expuso al mundo tal y como era: absolutamente imperfecto. Otros autores, sabedores de su imperfección, prefieren esconderse tras novelas donde otros son los imperfectos (no ellos). Por eso, incluso en la ficción, Bukowski se inventó a Hank, su alter ego. Porque Henry Chinsaki (el protagonista de casi todas sus novelas) es Charles Bukowski, de eso no cabe ninguna duda.

En 1987 el cineasta Barbet Schroeder comenzó a rodar entrevistas con Bukowski aprovechando el rodaje de “El borracho” (basada en un relato de Bukowski). Lo que iba a ser un mero divertimento (o testimonio gráfico) se convirtió en más de 64 horas de entrevista a lo largo de 3 años. Finalmente se compuso un documental de aprox. 3 horas llamado “The Charles Bukowski tapes” que podéis ver aquí mismo si os apetece. Aviso: no es plato de gusto para cualquier paladar porque Bukowski se muestra tal y como es (incluida una agresión durante una de las entrevistas a la que después se convertiría en su esposa).

Hace años leí toda la bibliografía de Bukowski, sucedió antes de saber del autor (de la persona) y sucedió en una época cuando lo políticamente correcto no era lo principal en nuestro actual pensamiento casi único. He recuperado alguno de sus libros y sigo fascinado por su prosa directa y maravillosa pero también siento cierta contradicción pues lo que Bukowski fue (o representó en su alter ego Hank) es algo que no me gusta ni como hombre ni como ser humano.

IMG_1187[1]

En la cocina de mi casa tengo colgado un poema de Charles Bukowski, firmado y dibujado por él en persona. Lo guardo como la auténtica joya es, pero también lo tengo ahí para recordar lo importante de ser tan buen autor como buena persona.

IMG_1182